The Driffters

El célebre escritor norteamericano James A. Michener (3 de febrero de 1907 – 16 de octubre de 1997) fue un escritor y novelista estadounidense. Combatió con el ejército durante la Segunda Guerra Mundial, de cuya experiencia nació su obra “Sucedió en el Pacifico” publicada en 1947. Autor de gran número de best-sellers tanto de ficción como de no ficción. Algunas de ellas serían adaptadas al cine o la televisión (Centennial, Los puentes de Toko-Ri, Sayonara, etc.) Entre sus obras destacan: “Sayonara” (1954), “Caravanas” (1963) e “Iberia” (1968).

Eligió Torremolinos como escenario de uno de sus más conocidos best-sellers: “The Drifters” (1971), traducido como “Hijos de Torremolinos”. Acabo de leerla, quizás un “poco” tarde, porque las gente de mi generación la leyó en los 70 y 80. Un amigo me habló hace tres años de esta obra y despertó mi curiosidad. Me explicó que era de lectura obligada en las universidades norteamericanas y era la causa de que muchos jóvenes de EEUU vinieran buscando Torremolinos. Ha sido laborioso encontrarla porque está descatologada, no sabía que se había traducido al español con ese nombre y bueno al final la encontré en una librería de libros antiguos por internet.
La novela refleja el carácter casi mítico que Torremolinos adquirió durante los años sesenta del pasado siglo como lugar preferido no solo de turistas convencionales, sino de jóvenes inconformistas y bohemios que buscaban un lugar idílico donde iniciar una nueva vida, con una libertad de costumbres tolerada por las autoridades locales. El libro relata los vuelos charter para turistas, los hoteles y bares de esta Babel contemporánea en la que casi no se hablaba español.
La afluencia de extranjeros y turistas en general durante los años 60 y 70 creó un ambiente liberal, permisivo y cosmopolita que lo diferenciaba de otras zonas de la Costa del Sol. Los protagonistas de esta novela se conocerán en Torremolinos y desde allí harán un periplo en una furgoneta -la típica van de los hippies- que les llevará por España, Portugal, Mozambique y Marrakesh en una aventura donde las drogas, el placer, el amor y la amistad irán trazando un camino en sus vidas.
A estas alturas de la vida, esta novela me ha entretenido y he aprendido algunas cosa que desconocía de aquella época, por ejemplo, las estratagemas de los jóvenes norteamericanos para librarse de ir a Vietnam. Yo conocí Torremolinos a mediados de los 70 reconozco algunas de las cosas de las que habla la novela: normalmente hablabas en inglés con gente de todas partes, era más fácil conocer extranjeros que españoles, había bastante permisividad y la policía pasaba, en general, había ya bares y discotecas gays…Me pregunto ¿por qué nos llevaban allí de viaje de fin de curso? Quizás nuestros profesores querían abrirnos la mente. Aquello era la bomba, pasábamos una semana como si fuera otro planeta, haciendo realmente lo que no podíamos hacer estando en casa.

Por encima del vaso de limonada, el joven estudió a Joe. Este, mientras, tuvo oportunidad de examinar el segundo estrato de Torremolinos ya que , entremezclados con las chicas bonitas, había gran cantidad de fugitivos mucho menos atrayentes: los acabados, hombres y mujeres que habían buscado refugio en aquel nirvana español en el que la vida es estaba resultando difícil cuando no imposible…

Los “Haymakers”, en su mayoría menores de treinta años, se habían comprometido, nada menos, que a la destrucción total de la sociedad americana. Su programa era sencillo: intervenir en toda situación turbulenta, exacerbada, impedir que el tiempo estabilizase las cosas, fomentar la anarquía y aprovechar el torbellino resultante para radicalizar a los jóvenes. Cuando se hubiese formado un cuadro suficiente de jóvenes y abnegados revolucionarios, se iniciarían grandes movimientos de masas para destruir la estructura social: se desacreditaría a los Bancos, se inmovilizaría a la Guardia Nacional, se destruirían las Universidades y se neutralizaría el poder de agentes sociales tales como los periódicos y las emisoras de televisión.

Desde el momento en que el pop-top amarillo enfiló la amplia carretera que conducía a Marraquesh, sus ocupantes advirtieron que estaban acercándose a una ciudad muy especial, una ciudad que se había convertido en un poderoso imán para todos los jóvenes aventureros de este mundo.

mmhr/ 27/11/2012

Anuncios

Acerca de mmerhum12

Me gusta leer, me gustan los libros, no puedo prescindir de la música. Aprender a escribir es un reto. Me dedico a la enseñanza. Soy profesora de Geografía e Historia en un instituto de secundaria obligatoria y postobligatoria. Intento disfrutar con mi trabajo y, a veces, lo consigo.
Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s