La Marea

Sentada en la mecedora, contemplaba el horizonte enrojecido por un sol inmenso que desapareció de repente. Nunca se acostumbraría a los ocasos repentinos de aquellas latitudes. Echaba de menos, cuando en verano se acercaba a la playa cada tarde a mirar extasiada el ocaso, grabando en su retina la lenta caída de la tarde.
Aquella playa a la que tantos veranos fue y a la que después del desastre no volvió.
Nadie había imaginado que aquel accidente, en principio, de poca importancia, produjera una marea negra de tal envergadura, que desde el primer momento tuvo nombre propio, como las tormentas tropicales: La Marea. Sí, porque aquella había sido la más gigantesca marea negra producida en la historia de accidentes de los petroleros. Ni la del Exxon Valdés ni la del Prestige podían compararse, para desgracia nuestra con La Marea. La gente olvidó el nombre del petrolero, su bandera y cantidad de toneladas de crudo derramadas, esos datos casi no eran relevantes, sí lo eran los daños causados.

Todo ocurrió cuando un superpetrolero procedente del Próximo Oriente chocó cerca del puerto de Algeciras con un ferry que llegaba procedente de Canarias. Al ferry se le abrió una vía de agua en la popa y rápidamente tuvo que pedir ayuda e iniciar el salvamento del pasaje. El petrolero parecía no tener daños irreparables por lo que el capitán decidió llevarlo al puerto para examinarlo más a fondo.
Las autoridades de Algeciras no le daban permiso para atracar y finalmente, serían las de Gibraltar las que se ofrecieron a dárselo. No obstante, hubo una situación bastante tensa entre las dos administraciones que acabó repentinamente al oírse la explosión.

Aquello era el fin del mundo, el mar ardía, el crudo esparcido…
Aquella explosión se oyó en muchas millas a la redonda y en ambos lados del Estrecho. En Tánger corrió el rumor de un atentado terrorista; en la base conjunta de Rota se pusieron en alerta máxima; el Peñón, que durante siglos habíamos reclamado, fue la zona más dañada: había desaparecido literalmente. Las llamas se habían propagado rápidamente por el puerto y aeropuerto de Gibraltar y siguió por la ciudad. Por las faldas del Peñón, horadado por túneles y baluarte defensivo de la colonia, empezaron a subir las llamas y pronto una cadena de explosiones en su interior hizo que se hundiera parcialmente.

El caos invadió toda el área, hubo descoordinación entre Gibraltar y Londres, entre Londres y Madrid, entre Madrid y Sevilla y también entre esta última y las autoridades civiles y portuarias de Algeciras. Se hablaba de cómo un submarino nuclear que se estaba reparando en el Peñón había desaparecido. Los muertos se elevaron a miles; los daños materiales, incalculables; el crudo vertido, casi doscientas mil toneladas, acabó con la vida en el Estrecho y el incendio formó una nube negra que se elevó varios km…Respecto a La Marea acabó contaminando y llenando de chapapote todas las playas del sur de España y norte de Marruecos y Argelia…
Ahora, treinta años después, recordaba como tuvieron que emigrar muchísimos andaluces, como ella y su familia, que lo perdieron todo habían ido a Mauritania, donde se establecieron y levantaron un negocio hostelero. Tuvieron mucha suerte, primero por salvar su vida y segundo por la buena acogida que la industria turística tuvo en Mauritania y Senegal.
La Marea tuvo también un efecto positivo: el desarrollo masivo de las fuentes de energía alternativas en la península, la prohibición de navegar a los petroleros por el Mediterráneo, los británicos finalmente nos habían devuelto el Peñón (o lo que quedaba de él). (mmhr/2010)

Anuncios

Acerca de mmerhum12

Me gusta leer, me gustan los libros, no puedo prescindir de la música. Aprender a escribir es un reto. Me dedico a la enseñanza. Soy profesora de Geografía e Historia en un instituto de secundaria obligatoria y postobligatoria. Intento disfrutar con mi trabajo y, a veces, lo consigo.
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s