La tentación

 ¡Por Júpiter o Alá o Zeus o Dios! Como quiera que se llame ese en el que no creo. Estaba yo tan Free Like the Wind como siempre cuando sonó el móvil durante el breakfast break de hace two days. ¡Qué ilusión! ¿Será moviestrella que me ofrece esto y aquello y hasta me asegura el más allá? ¿Será mi hijo para preguntar que hay que hacer de comer? ¿Será…? Y todo eso estaba pensando cuando dejó de sonar. Como recibo tan poquísimas llamadas es por lo que cuando suena me pongo a darle vueltas a mis neuronas, a querer adivinar, con alegría porque nunca pienso que puedan ser malas noticias, quién será. Llamada perdida de S…M…, una compañera de otro insti. Le devolví la llamada, pero no lo cogía. Con lo despistada que es a lo mejor me ha llamado sin querer o confundiéndome con otra. Le dejo un mensaje.

Llego a casa ¡qué bien huele! Mi hijo está hecho todo un cocinero y decido, de inmediato, que no comeré la piña y las alcachofas que quiere mi dietista sino esa pasta con salmón cuyo aroma despertó mi pitituaria. Cuando voy a sentarme a la mesa suena el móvil ¡¡!!
Es S.M. ¡Qué alegría! etc, etc, que me hayas llamado, bla, bla…Está muy bien, con menos responsabilidades en el insti y me dice que está preparando el proyecto educativo para las municipales, (siempre da muchas vueltas para decir algo) que ella nunca estuvo afiliada ni a sindicatos ni partidos, que está visitando colegios e institutos (y yo pensando ¡qué desilusión! creía que me llamaba para ir a tomarnos un café o una cerveza, y lo que querrá es que la lleve a mi insti…)…y ella sigue, diciendo que el concejal del ¡¡PP!! la había convencido y bla, bla…Yo, estupefacta, pienso ¿pero es que ya no se me nota que soy rojilla? Me sigue diciendo que ha quedado con otras dos compañeras (la verdad, es que me gustaría verlas) y me invita a un acto pepero. Le digo, muy educada y en tono amistoso que me encantaría ver a las tres pero en otro ámbito, que ese no va con mis ideas. Le encanta mi sinceridad, pero me sigue diciendo que viene, agárrense, Javier Arenas y habrá canapés y todo eso…le digo, muchas gracias pero, no. Y nos despedimos hasta otra.
Me ha tentado la “serpiente”, he recordado cuando en el pasado también me invitaban los de la FET de las JONS y más tarde los del OPUS. Todos rechazados.
¿Estaré equivocada? Me llaman los “todopoderosos peperos” y les rechazo. ¿Me iría mejor en la vida si mordiera esa “manzana”? Lo dudo, lo dudo…mmhr/2011 

Anuncios

Acerca de mmerhum12

Me gusta leer, me gustan los libros, no puedo prescindir de la música. Aprender a escribir es un reto. Me dedico a la enseñanza. Soy profesora de Geografía e Historia en un instituto de secundaria obligatoria y postobligatoria. Intento disfrutar con mi trabajo y, a veces, lo consigo.
Esta entrada fue publicada en Historias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La tentación

  1. Pensador dijo:

    Hola Mercedes:

    Has hecho uso de tu libre albedrío, y si no te guió interés alguno, ni menos agradar a nadie por muy alto que esté, ten por seguro que hoy estás en el paraíso, ese recinto sagrado que es tu conciencia.

    Un abrazo.

    Me gusta

  2. mmerhum12 dijo:

    Hola, Pensador. Eso es lo que intento hacer siempre. Gracias. Un abrazo. Mercedes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s