When the Sun Comes Down, the Cold Night Comes…

Cuando el Sol cae, la fría noche viene…

El Sol se ocultó trás el horizonte para dar paso a la larga noche de invierno.
Hacía frío y los cartones que había recogido del supermercado no eran suficientes para que dejase de tiritar.
Recordó un tiempo lejano en el que estaba junto a una estufa con una taza humeante de chocolate… ¿lo habría soñado? Tal vez, a veces confundía las cosas.
Un gato se acercó y rozó su cabeza contra él; le acarició el lomo; también tenía frío y hambre. No podía darle nada de comer, pero, lo cogió en brazos y así durmieron dándose mutuamente algo de calor.
Al amanecer, frente a ellos había unos postes indicando varias direcciones y decidieron irse hacia el sur, dónde el invierno sería más cálido.
Hombre y gato se marcharon, juntos. El hombre parecía mucho más joven que el día anterior y el gato restregaba la cabeza en su pierna y ronrroneaba…mmhr/2008

Anuncios

Acerca de mmerhum12

Me gusta leer, me gustan los libros, no puedo prescindir de la música. Aprender a escribir es un reto. Me dedico a la enseñanza. Soy profesora de Geografía e Historia en un instituto de secundaria obligatoria y postobligatoria. Intento disfrutar con mi trabajo y, a veces, lo consigo.
Esta entrada fue publicada en Microrrelatos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a When the Sun Comes Down, the Cold Night Comes…

  1. Hola Mercedes
    Un gusto leerte aqui.
    Estoy escribiendote desde la oficina, robandole un poco de tiempo a mi trabajo, como cualquier burocrata con una vida paralela que en nada se parece a la de estar sentado detras de un escritorio rodeado de papeles y telefonos. Te decia, un gusto leerte, como siempre, aqui y donde sea.
    Este relato me parece una buena fotografia de aquellos hombres y mujeres que antes vivieron una vida comoda y ese recuerdo se les debe presentar como un lujo, como una vida magnifica, en contraste con la vida de miseria en la que se encuentran, la dura vida de los sin techo, sin comida ni bebida, vida que puede compararse a la de los animales callejeros, sin duenos ni esperanza. No hay nada romantico en el dolor ni la probreza como parece que nos quieren hacer creer algunas peliculas de Hollywood. Retrato duro pero cierto, subjetivo, fisico.
    Seguire tus pasos en este blog (por cierto, tengo que contester tus amables comentarios en el mio, gracias) que espero alimentes de forma frecuente con tus escritos y fotografias.
    Un abrazo querida Mercedes

    Me gusta

  2. mmerhum12 dijo:

    Muchas gracias, Javier. Seguimos en contacto. Nos leemos. Un abrazo. Mercedes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s